28 de abril de 2015

ACEITE ÁRBOL DEL TÉ, un perfecto aliado.

El Arbol de Té, se ha convertido en uno de los más apreciados en cosmética y aromaterapia. Presenta una  potente acción dermopurificante que contribuye a mantener el grado óptimo de higiene cutánea.   Dificulta la aparición de impurezas cutáneas y contribuye a eliminar el mal olor corporal. Se comporta como un conservante natural en productos para el baño. 



 ¿Para que sirve el aceite de arbol de te? El aceite de árbol de té es conocido por su actividad fungicida, bactericida y antivírica. Está especialmente recomendado para combatir las afecciones de la piel, como verrugas, granos de acné o micosis de las uñas. Su efectividad contra los piojos está demostrada, ya sea usándolo mezclado en el champú de pelo como prevención o aplicando unas gotas al paso de la liandrera. También ayuda a combatir resfriados, gripes, sinositis, etc.

- Anti-piojos: Constituye un pediculida y repelente de piojos de alta efectividad
- Antifúngico: ayuda en el tratamiento de afecciones por hongos: pie de atleta, caspa de origen fúngico, onicomicosis, etc.
- Antibacteriano: ayuda a disminuir la intensidad del olor corporal, acné, etc.
- Antivírico: ayuda en el tratamiento del herpes simple, verrugas.
- Otros: pequeñas heridas, quemaduras, picaduras de insectos, repelente de insectos, etc.

Modo de empleo de ACEITE DE ARBOL DE TE :
Aplicar sobre la zona a tratar masajeando suavemente hasta su total absorción. Puede utilizarse también, añadiendo unas gotitas sobre la crema habitual y mezclando bien antes de proceder a su aplicación.
Bueno si tienes alguna otra aplicación de este aceite y quieres compartirla sólo tienes que contarnos para qué lo usas..

No hay comentarios:

Publicar un comentario